jueves, 22 de julio de 2010

Libro de fieltro, página 5

    Para lo poco que escribía por aquel entonces, escribía muchas chorradas...


    En los fragmentos de esta página:


Amistad con fecha de caducidad
Una lata en la nevera
Lo de ayer no me sabe a nada.
¿Por qué no podemos fingir que todo va bien?
Vaya, es difícil hablar conmigo.
De hecho, a veces me odio.
Sigo esperando tu llamada.
Sigo diciendo que el móvil es mi razón
Para no dormir.

Despierto
Y no queda nada.
El mundo parece vacío
A las 6 de la mañana.
Fui feliz por un segundo
Que se fue como la escarcha.
Dime dónde van los sueños
Cuando acaban.

    En la encrucijada, se vio a sí mismo morir y se vio amar. No se lo pensó demasiado: tomó el camino de la muerte.

    ¿Qué el arte ha muerto? Dices mientras clavas tu plumilla en mi carpeta azul. Que el arte ha muerto… arte eres tú.

    Cada vez es más cómoda la derrota. Ya no me hace falta pensar en jugadas vencedoras o en planes maestros, no, pero no es lo mismo jugar un partido que verlo desde el banquillo.

    “¿Sabes? Me acuerdo de ti cuando oigo aquella canción”


    Este último fragmento es una cita de una canción que escuchaba mucho en esa época: una colaboración entre Fito (Platero y Tú) y Robe (Extremoduro) llamada "Si miro a las nubes". http://www.youtube.com/watch?v=_hKA7226gMY

    El segundo fragmento, el pequeño poema sin gracia, lo escribí antes de tener el libro pero, por algún motivo, quise incluirlo en el mismo. De hecho, si no recuerdo mal (no recuerdo mal), lo escribí antes de entrar a Bellas Artes. Creo que se lo escribí a una amiga cuando pensaba que sabía escribir poesía, antes de leer a Bukowski y darme cuenta de que no tenía ni idea. En mi cabeza, esos versos siempre suenan con un ritmo nada pegadizo y muy pesado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada