sábado, 24 de julio de 2010

Libro de fieltro, página 7

    Otra de esas páginas con poco que contar (salvo, quizás, por la absurda cantidad de comillas en el primer fragmento y por esa metafísica "ella omitida" que empieza  a hacerse notar).


    En los fragmentos de esta página:

    La “última vez” es la que recuerdas. Tal vez por eso viví una vida de “últimas veces”, de “últimos encuentros”, de “últimas despedidas”. Tal vez por eso recuerdo cada primera vez como “la última primera vez”.

    No tengo ganas de volver, porque implicaría ponerme en pie y asumir cada paso, cada primer paso a ningún lugar, cada último paso a lo indefinido.
    No importan las heridas: ya es demasiado tarde para volver atrás, y los corazones pequeños cicatrizan  pronto.

    Seamos. Sea lo que sea: seamos. Amigos, enemigos… seamos, pero seámoslo juntos. Seamos ignorados e ignorantes, felices e infelices, parte incompleta de un todo sin posibilidad de comprensión.

    He decidido olvidarte. Empezaré olvidando los besos que no me diste y las veces que quise que me olvidaras. Olvidaré, hasta que tu nombre me parezca un deja-vu y vuelva a enamorarme de tu sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada